Testimonios

Mi experiencia en el curso de crianza fue muy agradable y útil. Para mi, los temas que estuvimos viendo fueron de provecho y me ayudaron a comprender diferentes ámbitos de la crianza de un hijo. También consideró importante que ambos padres tomen el curso para que sean los dos quienes se comprometan de lleno con la crianza del hijo y no recaiga sólo en la madre las responsabilidades; ya también los padres pueden colaborar y tener un rol activo en la crianza.

Gabriela Fleites

Gabriela Fleites

Curso: maternidad y paternidad conscientes

Puedo decir que nos brindaste confianza para saber que estaba haciendo lo correcto al amamantar a mi bebé, estuviste pendiente de la evolución y me ayudaste a sentirme más tranquila y con confianza.

Mireya Corro

Mireya Corro

Acompañando en lactancia materna

Me siento muy afortunada de haber podido contar con un espacio como el arte de la crianza, ahora Lunacer, ya que ha sido un verdadero acompañamiento físico y emocional; desde mi primer hijo, tuve la grata experiencia de relacionarme con más mamás que pasaban por las mismas abrumaciones que las mías. Me preguntaba ¿Será que lo estoy haciendo bien? Ya que existen muchos mitos y tabús aún sobre la crianza respetuosa pues somos parte de una sociedad que juzga como debilidad la paciencia, como consentimiento excesivo el demostrar amor a los hijos! Y muchas veces eso confunde. Este ha sido un espacio para mi, en donde poder recargar las pilas, y sobre todo, donde buscar herramientas que nos ayuden a ser mejores padres. Agradezco a su fundadora( psicóloga. Alexa Rocha) y a las mujeres que día a día están ideando eventos y charlas que fomentan la lactancia y la crianza con respeto y no quitan el dedo del renglón para seguir abriendo estos espacios.

Dafne Soto

Dafne Soto

Acompañamiento a la crianza consciente

Cuando mi bebé nació, tuve muchos problemas con la lactancia. Mis pezones se agrietaron, sangraban a tal grado que ya la hora de comer era el peor martirio de mi vida. Así que opte por ir intercalando la leche materna con la de formula. Así estuve casi tres largos y dolorosos meses. Sin olvidar que me cayó un honguito. Desesperada, contacté a una Lider (LLL) y ella me proporciono los datos de Alejandra Rocha (asesora de lactancia). La contacté y agendamos una cita... El día de la cita, hablamos sobre mi problema de lactancia, me hizo unas preguntas y después pasamos a la forma en que amamantaba a mi bebe. Checó que no hubiera frenillo en su boquita de mi bebe, así que ese no era el problema, si no el agarre. Me enseñó las posiciones y el agarre correcto... Y aunque me llevo una semana más perfeccionar el agarre, lo logré. Mi problema también era que mi bebé tenía confusión de mamila pezón.

Monserrat Muñoz

Monserrat Muñoz

Acompañando en lactancia materna

Para empezar, quiero agradecer lo mucho que me ayudo Alejandra Rocha en mi camino a la lactancia de mi primer bebé. Como madre primeriza tenía muchas dudas e inquietudes que poco a poco fui dejando atrás, incluso el miedo y la tristeza que algunos días me perturbaban. Gracias a el arte de la crianza, ahora Lunacer pude dejar todo eso atrás y ahora llevo una vida tranquila y alegre a lado de mi bebé pues ya no le tengo miedo a las dificultades que se me atraviesan, al contrario las veo como una manera de ir creciendo y aprendiendo.

Heidi Ventura

Heidi Ventura

Acompañando en lactancia materna

"Estoy pensando tomar un curso de lactancia" fue el comentario que me hizo mi esposa durante nuestro embarazo, a lo que respondí con un simple "ok"; sin embargo, para mí mismo pensé ¿un curso de lactancia? ¿Qué podrían enseñarte? ¿A caso a como dar pecho? A una semana antes de la fecha programada para la cesárea tuvimos la primera sesión del curso, antes de tomar esta sesión no sabíamos que ese sería el inicio de cambios de planes y de conceptos, de descubrir, de entender y de potencializar una de las mejores etapas que toda pareja puede experimentar. Y es que después de esta primera sesión cambiamos la fecha para la cesárea, la clínica y hasta el obstetra, pero ¿Qué llevaría a una pareja a realizar un cambio tan radical y a tan corto plazo? Mi esposa y yo descubrimos (porqué para nosotros fue todo un hallazgo, un descubrimiento asombroso) el concepto de cesárea humanizada, con esta opción adquirimos la posibilidad de vivir una experiencia tan diferente como padres a lo que una cesárea tradicional puede ofrecer, pero sobre todo la posibilidad de darle a nuestro hijo una mejor calidad de nacimiento. Y es que una cesárea humanizada es tan diferente a una cesárea convencional, y es aquí cuando digo que descubrimos y entendimos la importancia de un apego temprano entre madre e hijo, que el calor que reciba el bebé sea de su madre y no de una lámpara, la no separación del bebé de su madre en ningún momento, y si simplemente razonamos todos estos hechos nos percataríamos que no son naturales las prácticas que conlleva una cesárea tradicional, si un recién nacido fuera separado de su madre lejos de un ambiente clínico sufriría de frio y hambre, ¡no sobreviría! por lo cual se suple artificialmente todo aquello que la madre naturalmente puede ofrecerle a su recién nacido. Sin embargo, las malas prácticas no se limitan en la forma en que recibimos un reciente nacido, se extienden a otros segmentos de su crianza como el sueño y el alimento. Hoy en día es tan raro escuchar que un recién nacido es alimentado exclusivamente con leche materna, se nos olvida los beneficios que esta aporta y se ignoran los beneficios agregados de la lactancia materna, tendemos a creer que la fórmula sustituye al cien por ciento la leche materna, e incluso hoy en día es mal visto el "dar pecho" en lugares públicos, se nos olvida que años atrás no existía la fórmula y sobrevivimos gracias a la leche materna. He de confesar que antes de tomar el curso consideraba que el dar fórmula es lo natural, lo normal, lo establecido, lo que se debe hacer. Recuerdo que durante el embarazo compré un kit de esos biberones que son los más parecido al seno materno en un súper precio -Amor, me vas agradecer después el haber comprado este kit de seis biberones; porqué lo que cuesta este kit es el precio normalmente de dos o tres de la misma marca- , recuerdo haberle dicho, hoy siguen en su empaque a un mes de nacido nuestro hijo, así como la cuna, ya que nuestro pequeño bebé duerme en la cama con nosotros. Estas son decisiones que tomamos a raíz de conocer los múltiples beneficios de las prácticas que aprendimos del curso de crianza. ¿Qué podrían enseñarte? ¿A caso a como dar pecho? Hoy se (como varón) que el dar pecho, no es tan simple como pudiera creer, que para mi esposa y las mujeres en general existen muchos mitos y tabús alrededor de la lactancia materna, a que malas prácticas pueden conllevar para ellas un doloroso, estresante y frustrante amamantar y la interrupción del mismo, hoy admiro y valoro más el esfuerzo de mi esposa por darle lo mejor posible a nuestro hijo, hoy sé que no es sólo dar pecho, sino como SABER darlo, creo que no es dar el pecho sino la continuidad de dar la vida. Ha sido y estoy seguro que seguirá siendo todo un viaje esta etapa que vivimos con nuestro hijo, para mí es el realizarme constantemente como Papá, como pareja, de la manera más cercana y amorosamente posible.

Carlos Zapata

Carlos Zapata

Curso: maternidad y paternidad conscientes