Cesárea ¿Y la lactancia materna?

Actualmente en nuestro país se está en vías para implementar un trato respetado y “humanizado” en el parto: vaginal o por cesárea.
El objetivo es que se procuren prácticas a favor del bienestar integral: físico y emocional en la madre y el bebé. ¡Sí! Emocional también, ya que se ha visto que la percepción de la experiencia impacta en la recuperación, postparto, el vínculo con su bebé y el desempeño materno, así como la salud mental en general en este periodo tan importante y de gran vulnerabilidad.

Es por eso que para que la lactancia se pueda establecer con mayor facilidad es importante empaparse del tema ANTES del nacimiento.

Entre las recomendaciones que se dan independientemente de la forma de nacimiento son:

  1. Contacto inmediato con mamá: piel a piel, pecho con pecho entre mamá y bebé.
  2. Dejar que bebé se recupere y comience su adaptación en el nuevo medio desde su hábitat natural: cuerpo de mamá.
  3. Eso permitirá que al establecer sus funciones el bebé, comience a activar sus reflejos para así dar paso a la búsqueda del seno materno.
  4. Mientras tanto: es deseable esperar a que el cordón umbilical deje de latir ANTES del pinzamiento. Facilitará el aporte de hierro y oxígeno necesario para esta adaptación.
  5. Permanecer juntos, piel a piel mientras se termina la operación.
  6. Bebé podrá tener mayor acceso al seno y comenzar a succionar. Cada bebé tiene su propio ritmo. No es necesario intervenir en este proceso insistiendo cuando no está listo(a).
  7. Si tu recuperación es rápida puede que ni pases a sala de recuperación y de la sala de operaciones pasen directo al cuarto.
  8. En caso de pasar a recuperación, de ser posible, pide que tu bebé esté contigo, de no ser así, bebé puede hacer piel a piel con su papá o la persona que te acompañe mientras tu te recuperas y tan pronto pases al cuarto, hacer piel a piel para dar paso a la lactancia materna.
  9. Pide alojamiento conjunto. Bebé permanezca con su mamá toda la estancia en el hospital.
  10. Ofrece tu pecho a libre demanda. Cada que tu bebé te de las señales previas al llanto (evita el llanto tardío).

Tras una cesárea deberás considerar:

  • Que inicie el parto de manera espontánea. Eso indica que tu bebé está listo para su nacimiento y neurohormonalmente al estar preparado también facilitará el proceso de lactancia.
  • En el caso de ser NECESARIA una CESÁREA PROGRAMADA. Aplican las mismas recomendaciones.
  • Si por alguna razón es una CESÁREA DE EMERGENCIA, si mamá y bebé están BIEN, se pueden-DEBEN seguir las recomendaciones antes mencionadas para activar las funciones en AMBOS pues puede que tarde un poco tras la administración de anestesia. Puede que bebé esté poco somnoliento y puede que succione con menor fuerza, aunque no es una norma.
  • Si tras una CESÁREA DE EMERGENCIA existe INESTABILIDAD VITAL, se debe priorizar estabilizar a mamá o a bebé y después, -lo antes posible- seguir las recomendaciones antes mencionadas ya que se ha comprobado que el contacto piel a piel entre mamá y bebé facilita una recuperación más rápida si están juntos. Además, lo antes posible:
    • Estimular tus senos y extraer tu leche lo antes posible (antes de las primeras 8 hrs).
    • Continuar las extracciones manuales cada 2 o 3 hrs.
    • El calostro que te extraigas (recuerda que sale en pocas cantidades) es vital y perfecto alimento para tu bebé.

¿Qué posturas puedo hacer para facilitar la lactancia?

  • Postura ventral: en primer lugar, se puede intentar colocar al bebé encima de la madre. Para proteger el abdomen de golpes va genial una almohada fina, de las que usan para las sillas de exteriores. De esta manera, podemos resguardar la herida sin modificar la postura del bebé.

  • Postura lateral: también protegiendo la barriga con la almohada son muy útiles si la madre se puede poner de lado, en paralelo con el bebé para que este se pueda agarrar al pecho.

  • Lateral inversa: sí, es una un poco rara pero que va bien cuando no disponemos almohada. Madre y bebé se colocan en paralelo, pero a la inversa: cabeza / pies, pies / cabeza. De manera que los pies del pequeño se dirigen hacia la cabeza de la madre, de esta manera, no hay riesgo de recibir ningún golpe inesperado.

Recuerda:

  • Es importante sentirte ACOMPAÑADA, CÓMODA Y SEGURA en este proceso que suele suponer más esfuerzo físico tras una cirugía mayor y es imprescindible RECIBIR AYUDA necesaria para tu recuperación física mientras que puedes cuidar de tu bebé.
  • Crea un plan desde ahora para saber quiénes te acompañarán y cómo será adecuada la dinámica una vez regresando a casa para que haya el menor de los estresantes posibles y puedas disfrutar al máximo a tu bebé y tu postparto.
  • Investigar los protocolos del hospital donde se llevará a cabo el nacimiento de tu bebé.
  • Elegir adecuadamente a tu red de profesionales quienes te acompañarán en TU parto. Entrevístate con cada uno de ellos para saber si están en la misma sintonía con lo que tú deseas para el nacimiento de tu bebé y el tuyo como madre.
  • Recuerda crear tu plan de parto. Eso incluye un plan B y un C.
  • Conoce tus derechos: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5432289&fecha=07/04/2016
    Proyecto: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5522135&fecha=10/05/2018
  • Infórmate. Es tu derecho.

¡Lo harás muy bien, eres su mamá!

Si tienes alguna duda con referencia a la lactancia: establecimiento o alguna dificultad incluso emocional puedes contactarme al:

Alejandra Rocha Rojas
Psicóloga perinatal, asesora de lactancia materna, porteo y doula de parto.

📱 Info: 9991 1516 99@lunacer_psicologia_perinatal
https://www.facebook.com/psicologiaperinatalmerida/

Fuentes de las posturas:
https://blog.lactapp.es/lactancia-materna-despues-una-cesarea/
http://albalactanciamaterna.org/lactancia/claves-para-amamantar-con-exito/posturas-y-posiciones-para-amamantar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *